Estudio comparativo de las fuerzas policiales de Brasil y de los Estados Unidos

 

 

 

 

Olavo Freitas Mendoça

SUMARIO

El presente estudio aborda la comparación de las fuerzas policiales de Brasil y de los Estados Unidos desde la perspectiva de su naturaleza militar. El estudio lleva a cabo numerosas comparaciones entre ambas fuerzas, especialmente en lo relativo a su ética militar y a sus aspectos estéticos. Se analiza la policía de los Estados Unidos en sus niveles municipal, estatal y federal, para posteriormente realizar una comparación con las fuerzas policiales de Brasil. Un breve análisis de la evolución histórica de ambos modelos policiales muestra cómo el modelo anglosajón ayudó a dar forma a la policía estadounidense, mientras que la estructura de la policía militar brasileña desciende de la gendarmería francesa. En el estudio se detallan las funciones, los aspectos estructurales y las misiones específicas confiadas a cada una de las dos fuerzas, así como los diferentes requisitos de admisión en ambos modelos de policía. El estudio emplea una combinación de métodos tanto inductivos como deductivos para comprender mejor estos conceptos. La metodología aplicada más importante es el uso de comparaciones obtenidas a través de una investigación de campo realizada en los Estados Unidos. La conclusión general muestra similitudes entre los dos países en cuanto a la adopción de sus respectivos modelos policiales.

Términos y conceptos claves: estudios policiales; policía brasileña; comparativa policial; policía estadounidense.

1. INTRODUCCIÓN

El original de esta investigación académica, titulada “ESTUDIO COMPARATIVO DE LAS FUERZAS POLICIALES DE BRASIL Y DE LOS ESTADOS UNIDOS“, se encuentra depositado en el Centro Interdisciplinar de Estudos sobre Polícia e Segurança Pública, en el marco de los Estudios sobre Policía y Seguridad Pública en el campo de investigación —Estudios sobre Organizaciones Policiales.

El estudio aborda la comparación de las fuerzas policiales de Brasil y de los Estados Unidos desde la perspectiva de su naturaleza militar. Se comparan ambas fuerzas en lo tocante a su ética militar y a sus aspectos estéticos, en un intento por promover el debate sobre un tema dominante en el entorno político, académico y técnico-profesional contemporáneo, a saber, si la policía uniformada de Brasil debe seguir siendo policía militar o si debería ser desmilitarizada como hemos visto recientemente en los Estados Unidos. El debate también gira en torno a cuáles son las diferencias y similitudes entre el modelo policial de Brasil y el de los Estados Unidos desde la perspectiva de la ética y la estética militar, y si benefician o no a la eficacia de sus operaciones.

La seguridad ciudadana, un aspecto fundamental de la sociedad brasileña actual, es analizada desde su enfoque principal, incluyendo la eliminación de la policía preventiva y uniformada. En un país donde el número anual de homicidios puede alcanzar la cifra de 60.000 y donde el número de policías asesinados puede llegar a más de 400 anuales (por el mero hecho de ser policía), la organización de las fuerzas policiales y, en consecuencia, su eficacia para controlar el crimen y la inseguridad, pari passu para proteger y servir, puede tener una relevancia crucial. La importancia del tema para la policía militar brasileña, interna corporis, se debe al hecho de que este atributo, su condición militar, determina toda su existencia histórica.

En cuanto a los métodos y las técnicas utilizadas, durante el estudio se empleó una combinación de métodos deductivos e inductivos. El primero se utilizó para probar una hipótesis que apunta a la similitud castrense entre las instituciones policiales de Brasil y los Estados Unidos, mientras que el segundo se empleó para la observación objetiva de las dos realidades de confirmación y corroboración, si las hubiera, de la hipótesis comparativa. El procedimiento utilizado, de acuerdo con la naturaleza misma del estudio, fue un método exploratorio debido a la limitada cantidad de investigaciones anteriores, que fueron esencialmente comparativas y delimitadas a aspectos éticos y estéticos militares. En términos técnicos, el estudio se desarrolló a partir de fuentes documentales y de trabajo de campo. La investigación documental se realizó en referencia a artículos diversos (libros, artículos científicos y de opinión), sitios web de referencia policial técnico-profesional, artículos periodísticos y reportajes en vídeo. El trabajo de campo, realizado de manera semiestructurada y exploratoria, incluyó observaciones in situ realizadas en los Estados Unidos [3].

La pregunta que se plantea en el estudio es: ¿cuáles son las diferencias y similitudes entre el modelo de policía brasileño y estadounidense desde la perspectiva de la ética y la estética militar?

La hipótesis generada es que los modelos de policía brasileño y estadounidense son equivalentes en ética y estética militar.

El objetivo general de la investigación es analizar, en beneficio de una evaluación comparativa, las similitudes entre la ética militar y la estética del modelo de policía brasileño y estadounidense.

Los objetivos específicos son:

Presentar un concepto general de policía y un resumen de su evolución histórica en ambos países.

Resaltar el concepto de ética y estética militar reconociendo su presencia tanto en la policía brasileña como la estadounidense.

Identificar las diferencias y similitudes en la escala de mando policial, así como los puestos policiales en ambos países.

Enumerar y describir los requisitos estándar previos para convertirse en oficial de policía tanto en Brasil como en los Estados Unidos.

2. EXPOSICIÓN

2. 1. Establecimiento del concepto universal de policía y resumen de su evolución histórica en ambos países.

2. 1. 1. Concepto general de policía.

Definiremos a la policía, en adelante, como el sector de la organización social principalmente interesado en mantener el buen orden, prevenir o detectar infracciones penales” (MONET, 2002). Entre los poderes que recibe la policía, según lo define Max Weber, está el monopolio de la coerción legítima sobre un territorio. El término policía se asocia generalmente con el servicio proporcionado por un cuerpo dentro de un límite territorial y legal. Existen dos modelos policiales históricos, uno en el que los policías son paramilitares [4], como en los países anglosajones, donde, por razones históricas y culturales, las fuerzas policiales mantienen la ética y la estética militar, pero no son militares en el sentido estricto del modelo normativo que rige a las Fuerzas Armadas del país y sus miembros. En este modelo se circunscribe la policía estadounidense. El otro modelo policial es el militar, en el caso de la gendarmería, derivado del modelo franco-romano y actualmente activo en países como Argentina, Chile, España (Guardia Civil), Francia, Países Bajos, Italia, Portugal, Rumania y Turquía, entre otros. Además de la policía militar en esos países, existe la Fuerza de Gendarmería Europea, con mandato para desplegarse en misiones internacionales. La policía militar basada en este modelo está definida por el diccionario francés Larousse como “fuerza militar para mantener el orden y la seguridad pública”. Precisamente es este el modelo policial implantado en Brasil.

2. 1. 2. Evolución histórica de la policía de los Estados Unidos.

Los Estados Unidos de América fueron colonizados por Inglaterra, quien transmitió sus tradiciones y su cultura a aquella parte del Nuevo Mundo conformando la idiosincrasia de la nueva nación norteamericana.

Debido a que Inglaterra fue una provincia romana, Londres fue fundada por los romanos con el nombre de Londinium. Con la caída del Imperio Romano y el paso de las generaciones, debido al hecho de que el país se encontraba en una isla, se desarrollaron aspectos culturales aislados. Inglaterra optó por un modelo de policía distinto del modelo de la Europa continental.

En el momento de la formación de la nación estadounidense, así como en el Brasil colonial, era común que los servicios de policía fueran realizados por voluntarios no remunerados agrupados en milicias. En los Estados Unidos, los watchmen o vigilantes eran muy comunes, mientras que en Brasil, los quadrilheiros, grupos de hombres con autoridad para vigilar y arrestar, estaban previstos en las Ordenaciones de las Manuelinas, que a su vez descendían directamente del Derecho Romano.

En Inglaterra era común que las personas nombradas a tal efecto por el Rey aplicaran la ley, recaudaran impuestos y juzgaran delitos en ciudades o condados (shires). Se llamaban shire reeve, más conocidos como sheriffs (DANTAS, 2008).

Evolución histórica de la policía estadounidense.

Fotografía iconográfica de la evolución de la policía en los Estados Unidos.

Fuente [5]: History America.

En la Francia de 1667, el rey Luis XIV fundó la primera fuerza policial, organizada de la misma manera desde el final de la era de los Caballeros Templarios del siglo XIV. Su cometido era patrullar y vigilar la ciudad de París, por entonces la ciudad más grande del mundo occidental. El Edicto Real [6] se registró en el parlamento el 15 de marzo de 1667 y puede considerarse la fecha fundacional de la policía moderna. Mediante ese mismo documento se creó el cargo de Lieutenant Général de Police (Teniente General de Policía), que actuaría como Comandante de esta fuerza policial y cuyas atribuciones incluían “garantizar la paz pública, el orden y la protección; expulsar de la Ciudad de París a aquellos que puedan causar disturbios o apropiarse de las pertenencias de otros y proporcionar a cada individuo la capacidad de trabajar y vivir en paz.”

La noticia atrajo la atención mundial y, con el aumento de la población en las ciudades, el modelo medieval quedaría obsoleto, alentando cambios hacía el modelo francés. El 15 de marzo de 1667, el Teniente General de Policía Gabriel Nicolás de la Reynie fundó la primera fuerza policial uniformada del mundo moderno, de la cual descienden muchos de los otros cuerpos de policía uniformados. También dividió la ciudad de París en 16 distritos policiales, facilitando la administración y la vigilancia. Después de la sangrienta y catastrófica Revolución Francesa, Napoleón reorganizó la fuerza policial, dándole la forma de gendarmerías, el actual modelo de policía militar del mundo contemporáneo, en el que se incluyen los cuerpos de policía militar de Brasil, de América Latina y de Europa.

En 1829, el entonces primer ministro del Reino Unido, Robert Peel, fundó la Policía Metropolitana de Londres (más conocida como Scotland Yard), considerada la primera policía moderna anglosajona. Como base para la comparación, la Policía de la Guardia Real, creada en Brasil por Juan VI de Portugal, se fundó en 1809 basándose en el modelo francés. La policía británica fue creada para ser simplemente otro cuerpo dentro del sistema judicial. Su misión, especificada en el ordenamiento jurídico británico, consiste en “mantener la paz y arrestar a los criminales para garantizar que los tribunales puedan acusarlos de conformidad con la ley”. En 1863, la Policía Metropolitana de Londres recibió sus insignias y una partida de 1884 silbatos que podían oírse a gran distancia. Los uniformes debían ser de color azul para distinguirse de los de las Fuerzas Armadas, que usaban el color rojo. Las graduaciones se crearon con nombres diferentes a las empleadas por los militares, a excepción del rango de sargento. La Policía Metropolitana de Londres sirvió de modelo para varios departamentos de policía de los Estados Unidos, así como en los establecidos en las colonias del Imperio Británico.

En los Estados Unidos, el modelo de policía informal no uniformada todavía prevaleció durante muchos años ―eran los llamados constables (condestables), quienes realizaban actividades policiales, aplicaban la ley y actuaban como fiscales administrativos de la ciudad. Continuaron existiendo incluso tras la Revolución de las Trece Colonias en 1776. Sin embargo, fue en 1830 cuando la idea de una fuerza policial uniformada, existente desde hacía años en Europa y América del Sur, llegó finalmente a los Estados Unidos. En 1838 se fundó la primera policía estadounidense moderna en Boston, Massachusetts, seguida en 1845 por las ciudades de Nueva York y Albany, ambas en el estado de Nueva York, y en 1851 por Chicago, Illinois. En 1880, la práctica totalidad de las grandes urbes de los Estados Unidos ya contaba con una fuerza policial uniformada y centralizada.

Sin embargo, a lo largo del siglo XIX y comienzos del siglo XX, diversos oficiales de policía pertenecientes a cuerpos basados en el modelo inglés en los Estados Unidos sufrieron una grave crisis de credibilidad al padecer claras interferencias políticas, provocando la aparición de la ineficiencia, falta de profesionalidad y altos índices de corrupción y violencia. A mediados del siglo XIX, el modelo policial había intensificado la unificación de los distintos departamentos de policía ubicados en grandes ciudades, municipios y condados de Estados Unidos, lo que facilitó en gran medida la labor policial, ya que redujo los problemas entre los distintos cuerpos, los costos de la policía y permitió el aumento de la eficiencia. Esta unificación representa el nacimiento de la policía moderna en los Estados Unidos.

Misión de la policía de los Estados Unidos.

Las tres misiones principales de los cuerpos policiales en los Estados Unidos son:

1. Mantener el orden. Realizar esfuerzos para mantener el orden y prevenir comportamientos que puedan dañar o molestar a otras personas. Esta es la definición clásica de la función de la policía uniformada.

Asegurar el cumplimiento de la ley. La policía asume la tarea de identificar y arrestar a los perpetradores de un delito previsto por la ley.

Servir a la población. Los servicios que los cuerpos policiales brindan en sus patrullas diarias son numerosos, entre los que se encuentran: primeros auxilios; dirección e información turística; búsqueda y traslado de niños perdidos; servir como educadores y modelos para niños y jóvenes. Un ejemplo de labor educativa es el programa Educación para la Resistencia al Uso Indebido de Drogas (DARE), que posee notables similitudes con su equivalente brasileño —Programa de Educación y Resistencia a las Drogas (PROERD).

Las funciones mencionadas arriba son ejecutadas por aproximadamente poco más de 18.000 policías.

2. 1. 3. Evolución histórica de la policía uniformada brasileña.

En Brasil, la policía militar actual se basa en el modelo francés, la gendarmería, y utiliza la estructura de la organización militar. Sin embargo, la División Militar de la Policía Real, conocida en portugués como Guarda Real de Polícia (GRP), es la actual Policía Militar del Distrito Federal, fundada en 1809 con cuatro cuerpos militares, tres de ellos de infantería y uno de caballería, dotados con uniformes, armamento y organización idénticos a los de Lisboa, Portugal.

El propósito de la creación de una policía militar en Brasil, en el caso de Río de Janeiro, la primera capital del Imperio del Brasil, era brindar seguridad y mantener el orden público, debido al hecho de que la ciudad estaba creciendo en población y actividad comercial. Con el tiempo, la policía brasileña mantuvo un formato militar de organización y de ética y estética, llegando a ser enviada a la Guerra de Paraguay, donde luchó contra los soldados del Ejército Imperial. En la década de 1930, un decreto firmado por el presidente Getulio Vargas cambió el nombre de la fuerza policial de Río de Janeiro a su nombre actual: Policía Militar del Distrito Federal (PDMF), nombre que sigue siendo el mismo en la actualidad, a pesar de que la capital del país es Brasilia desde 1960.

Reproducción del Decreto Imperial del 13 de mayo de 1809, por el que se creó la Guardia Real de la Policía.

Misión de la policía brasileña.

La misión de la policía brasileña se define en el artículo 144, párrafo 5 de la Constitución Federal de 1988:

§ 5. La policía militar será responsable de la vigilancia visible y la preservación del orden público […].” En esta definición constitucional, se percibe que la policía militar tiene como misión la preservación del orden público y las actividades policiales visibles, lo que significa que las dos misiones de la policía brasileña son directamente similares a las dos misiones definidas en su decreto fundacional con fecha 13 de mayo de 1809 firmado por el príncipe regente Juan VI de Portugal.

2. 2. Establecimiento del concepto de ética y estética militar e identificación de su presencia en la policía brasileña y estadounidense.

2. 2. 1. Definición de ética y estética militar.

Según el tratadista Aurelio, la ética se define como un “conjunto de reglas de conducta” y la estética es “lo que se relaciona con el sentido general de la belleza y con el sentimiento que despierta en nosotros”.

2. 2. 2. La ética y la estética en el sistema policial de los Estados Unidos.

Para comprender la realidad de la policía estadounidense, deben destacarse dos aspectos fundamentales de la cultura militar del país, que a su vez se extienden a las instituciones policiales.

El primero de ellos se refiere a la ética militar. Como consecuencia de la formación y el crecimiento de los Estados Unidos en guerras y batallas sangrientas, y como cuestión de supervivencia y orgullo, se formó una fuerte ética (consciencia) militar dentro de las Fuerzas Armadas, donde los términos honor, valentía, compromiso y responsabilidad adquirieron mayor consideración que en otros países cuya historia no estuvo caracterizada por tantos conflictos bélicos. Es por esta razón que los ex militares tienen prioridad durante el proceso de admisión para convertirse en miembros de la policía estadounidense. Se da por supuesto que los veteranos que desean convertirse en oficiales de policía ya han recibido formación militar, y por tanto ya poseen las características exigidas por una institución policial. Algunas de las cuales incluyen: la honestidad, el compromiso, el sacrificio, el sentido del honor y la moral, así como conocimientos, técnicas, habilidades y actitudes difíciles de adquirir fuera del mundo castrense.

El segundo se refiere a la estética del oficial de policía estadounidense, tan similar a la del ejército que, en algunos cuerpos, especialmente en las policías estatales, se fusionan y se vuelven más militares que paramilitares. Como resultado de ello, los agentes del orden público estadounidenses siempre se esfuerzan por estar bien uniformados, mantener la calma, hablar de manera educada y cumplir estrictamente con las leyes y las órdenes recibidas. A ello habría que sumar la preservación de las tradiciones militares, como el saludo, el pelo corto, o dirigirse a los superiores como “Señor” y “Señora”, entre otras costumbres bien arraigadas. Lo mismo ocurre en Brasil cuando un oficial de policía no militar quiere parecer más profesional en los grupos especializados, con uniformes militares, equipamientos y técnicas. Esto ocurre, por ejemplo, en los Departamentos de Operaciones Especiales de la Policía Civil (DOE) y en el Comando de Operaciones Tácticas del Departamento de Policía Federal (COT).

Oficiales de la Policía Estatal estadounidense saludando en formación.

Fuente [7]: Departamento de la Seguridad Pública de Carolina del Norte.

Uno de los aspectos más importantes dentro de la estética militar es el saludo entre los miembros del cuerpo, que no es más que un gesto indicando aprecio y respeto. El saludo militar también se realiza ante símbolos, como la bandera del estado o la nación, o ante un compañero fallecido, y sustituye al apretón de manos o a los saludos verbales. En los Estados Unidos, el saludo castrense es ampliamente utilizado en las instituciones policiales desde el nivel municipal, al estatal y el federal.

Policía municipal estadounidense saludando en formación.

Fuente [8]: Academia de Policía de la Ciudad de Nueva York.

2. 2. 3. La ética y la estética en la policía brasileña.

Debido a que la policía brasileña es militar por naturaleza, la ética y la estética militar se definen y refuerzan como pilares de las instituciones policiales.

La ética militar actúa como un muro protector contra las doctrinas y valores ajenos a las actividades militares, cuyas tradiciones se remontan a los primeros ejércitos romanos profesionales y disciplinados. La ética dentro de la policía militar de Brasil desempeña un papel determinante en toda la vida del profesional de la seguridad pública. En el caso de un oficial, representa un compromiso de por vida por el que, una vez recibida la carta de confirmación de su rango, nunca abandona el estatus de oficial militar y llegado el momento es transferido a la reserva militar, con o sin paga, a menos que decida retirarse. Además, la policía posee sus propios códigos éticos, reglamentos militares y el Código Penal Militar, que abarca todos los aspectos de la vida profesional del agente y, en algunos casos, incluso de la vida personal. Un término ampliamente utilizado en estos códigos y regulaciones es el pundonor, definido como el decoro de clase, un término militar adecuado, y de gran importancia en caso de que la institución se vea empañada por comportamientos que denigren su imagen y honor militar. En tales casos, los militares, incluidos los oficiales, pueden ser “excluidos del servicio” y ser privados de su rango.

La estética militar de la policía de Brasil sigue estrictamente la imagen militar en su indumentaria: uniformes, insignias, medallas, mensajes, rangos, saludos, pelo corto, corrección en el habla, sentido del honor y los valores más importantes, los de la disciplina y la escala de mando, pilares que han sustentado a las instituciones militares desde su fundación.

Policías militares brasileños saludando en formación.

Fuente [9]: Gobierno del Estado de Río de Janeiro.

2. 3. Identificación de las diferencias y similitudes entre la escala de mando y los rangos en ambos países.

2. 3. 1. Estructura de la policía estadounidense respecto a la escala de mando y los rangos.

El modelo de policía utilizado en los Estados Unidos respecto al escalafón de mando y los rangos es de carácter paramilitar o semimilitar [10]. A pesar de la gran cantidad de policías municipales, estatales y federales (17.985), el modelo de clasificación más común, desde el rango más alto al más bajo, es como sigue:

Chief of Police (Jefe de Policía), Police Commissioner (Comisionado de Policía), Superintendent or Sheriff (Superintendente de Policía o Sheriff); Assistant Chief of Police (Jefe de Policía Adjunto), Assistant Police Commissioner (Comisionado de Policía Adjunto), Assistant Police Superintendent or Deputy Sheriff (Superintendente de Policía Adjunto o Ayudante del Sheriff); Coronel, Inspector o Comandante; Mayor o Inspector Adjunto; Capitán; Teniente; Sargento; Detective, Investigador; Corporal (Cabo); Soldado, Oficial de Policía, Sheriff Adjunto.

La gran mayoría de la policía estatal de los Estados Unidos llama “Coronel” al Oficial Ejecutivo Superior del Jefe de Policía. Por lo general, dentro de la policía municipal o de condado, se usan los rangos de Sheriff, Comisionado o Director. El coronel luce una insignia de águila dorada mientras que el teniente coronel lleva una hoja de roble plateada, siguiendo el modelo de las Fuerzas Armadas estadounidenses.

Los comandantes (mayor) o los inspectores adjuntos, lucen una insignia dorada en forma de hoja de roble, similar a la de las Fuerzas Armadas. En las ciudades de Baltimore, Maryland y Atlanta, Georgia, los comandantes supervisan y dirigen las comisarías de policía.

Los capitanes usan dos barras doradas y dirigen una comisaría de policía o cuartel responsable de áreas o tipos de vigilancia en casos de investigación criminal o patrullaje. Por lo general, los capitanes de la policía son los que dirigen la vigilancia de regiones enteras de las grandes urbes como la Ciudad de Nueva York.

Los tenientes lucen una sola barra dorada y dirigen de dos a tres o más sargentos. Pueden dirigir una comisaría de policía durante un turno completo (equivalente a una Compañía de Policía Militar Independiente en Brasil) o supervisar departamentos especializados, como la división de homicidios o narcóticos.

Los sargentos visten tres galones y son oficiales de policía que dirigen un turno de departamento más pequeño y áreas o vecindarios de un departamento más grande. También son responsables de los equipos de investigación criminal y de resolver los delitos específicos de su campo de actuación. En algunos estados, como en Nueva Jersey, hay rangos intermedios de sargento, como ocurre en el ejército de los Estados Unidos y en la policía militar de Brasil, siendo esos rangos Staff Sergeant y Sergeant First Class en los Estados Unidos y Sargento Segundo y Sargento Primero en Brasil.

El detective, inspector o investigador es un experto en investigación criminal dentro del cuerpo policial. No hay oficiales de policía de servicio parcial en los Estados Unidos, sino que todos deben completar un ciclo, lo que significa que patrullan, son los primeros en prestar auxilio, arrestan, encausan e investigan, a diferencia de sus homólogos en Brasil. La policía estadounidense conserva sus propios archivos criminales y de incidentes, así como las órdenes de detención y participa activamente junto con la oficina del fiscal y los jueces en las operaciones de control del crimen organizado.

Un especialista en investigación policial viste indumentaria civil. En algunas policías existe un rango único dentro de un puesto específico y un salario más alto. En otras fuerzas policiales, como la de la Ciudad de Nueva York, no hay distinción de insignia o salario, y el oficial de policía trabaja de paisano sólo mientras se encuentra en la División de Investigaciones. Esta división cuenta con oficiales de policía de todos los rangos trabajando en conjunto, cosa que también sucede en Brasil entre los departamentos de inteligencia y las funciones de vigilancia encubierta de la policía militar. El investigador tiene más autoridad cuando se encuentra de servicio en la escena del crimen.

Los cabos lucen dos rayas en sus divisas o insignias.

El oficial, el ayudante del Sheriff o el soldado usan una placa con una sola raya.

En algunos departamentos de policía, como en la Ciudad de Nueva York, los oficiales a partir del rango de teniente en adelante, visten una camisa blanca en lugar del azul o negro que visten los rangos inferiores. Los oficiales de alto rango lucen motivos de hoja de roble dorada en la visera, al igual que la policía militar brasileña a partir del rango de Mayor/Comandante o superior.

Para ascender de soldado u oficial de policía al rango de Capitán, generalmente se requieren varias pruebas y años de servicio, por lo que será determinante e imprescindible una recomendación del Comandante del cuerpo. Para vacantes por debajo del rango de Capitán, el ascenso suele concederse únicamente por recomendación de un Comandante, Jefe de Policía o Sheriff. Los policías de los Estados Unidos no reciben ascensos a menos que esté disponible una vacante, ya sea por otro ascenso, renuncia, jubilación o fallecimiento.

La Guardia Costera de los Estados Unidos posee insignias y ceremonias de graduación equivalentes a las de la Armada de los Estados Unidos y la Marina Real Británica.

Imagen 1: Rangos e insignias de la policía de los Estados Unidos.

Fuente [11]: US police rank hierarchy.

Policía Municipal de los Estados Unidos.

La policía local, que incluye municipios, condados y departamentos del Sheriff, es la columna vertebral del sistema de seguridad pública estadounidense. El ciudadano medio estadounidense define el término ‘policía’ como una organización policial que atiende a su municipio o condado de residencia (DANTAS, 2008). La inmensa mayoría de los departamentos de policía locales (91%) cuenta con menos de 50 oficiales de policía y el 90% de ellos sirven en poblaciones de menos de 25.000 habitantes (DANTAS, 2008).

La Policía Estatal de los Estados Unidos.

En los Estados Unidos, la policía estatal es un cuerpo policial bajo la autoridad del gobernador de cada estado, con autoridad legal para realizar misiones policiales descubiertas, así como investigaciones criminales dentro de sus respectivos estados. Estos cuerpos policiales, organizados militarmente, y cuya disciplina y uniformes se asemejan más a los de los militares que a los de la policía local, realizan funciones policiales diversas. Las responsabilidades más comunes incluyen: realizar tareas policiales fuera de los municipios, excepto en Vermont; patrullar las autopistas interestatales y las autopistas construidas y mantenidas por el estado (no por el Gobierno Federal); proteger lo Capitolios estatales (sedes de los gobiernos estatales); proteger al gobernador del estado; formar a nuevos oficiales de policía en caso de que la policía municipal sea pequeña y no disponga de academia de policía; proporcionar a las fuerzas policiales municipales apoyo técnico y tecnológico; y coordinar grupos de trabajo organizados para combatir actos delictivos o desastres naturales que, debido a su complejidad y a la implicación de varios municipios, requieran un esfuerzo concentrado y coordinado con una rápida respuesta del gobierno estatal.

Existen 50 cuerpos de policía estatales en los Estados Unidos, de los cuales 22 se denominan “policía estatal”.

La Guardia Costera de los Estados Unidos.

Es la institución policial más castrense de toda América del Norte. Fundado y mantenido como una gendarmería, este cuerpo de policía tiene como misión el patrullaje marítimo y el rescate aéreo. Actuando a lo largo de todo el litoral estadounidense, la Guardia Costera de los Estados Unidos se hizo célebre por su eficacia y disciplina y siempre se la menciona con honores en libros y películas estadounidenses como un ícono del heroísmo altruista. A modo de comparación, es como si la Policía Militar del Estado de São Paulo (PMSP), que cuenta con un número similar de tropas activas (unos 100.000 hombres), solo se ocupara de las aguas territoriales brasileñas, misiones de patrullaje, inspecciones policiales de embarcaciones y misiones de búsqueda y rescate en el mar. La comparación es pertinente ya que la PMSP realiza funciones policiales, de rescate y bomberos en todos sus aspectos como un solo cuerpo dotado de su propia doctrina y formación. Lo mismo se aplica a la Guardia Costera de los Estados Unidos, pero dicha institución está organizada y mantenida por el Gobierno Federal estadounidense. La Guardia Costera de los Estados Unidos es una de las cinco fuerzas armadas del país y forma parte del Departamento de Seguridad Nacional. En caso de guerra, como ocurrió durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial, queda subordinada a la Armada de los Estados Unidos. Creada en 1790, la Guardia Costera es responsable de las patrullas y la protección de los ríos y mares de los Estados Unidos. Se clasifica como una fuerza militar reactiva de profesionales de seguridad pública que deben proteger y patrullar todos los puertos, ríos, litorales y en alta mar. Con estas atribuciones, la Guardia Costera de los Estados Unidos posee un gran valor instrumental en términos de seguridad marítima y fluvial. En 2012 contaba con más de 43.000 militares activos, más de 8.000 reservistas, 8.800 empleados civiles y más de 30.000 voluntarios.

Oficiales de la Guardia Costera de los Estados Unidos en formación, marchando con rifles.

Fuente [12]: Clay Maitland

2. 3. 2. Estructura de mando y rangos en la policía brasileña.

La policía estatal de Brasil.

La estructura policial brasileña respecto al escalafón de mando y el rango es de carácter militar en su totalidad.

El modelo de policía preventiva brasileña se basa en la estructura de los estados federados, con un cuerpo de policía militar en cada entidad federativa. Brasil cuenta con 27 policías militares, correspondientes a 26 estados federados y un Distrito Federal (con capital en Brasilia).

Los oficiales de la policía militar lucen insignias que mantienen la misma simbología y lógica del Ejército Brasileño, puesto que los policías militares son fuerzas auxiliares y de reserva del ejército nacional. Por esta razón, la insignia de Coronel tiene tres estrellas doradas con cuatro puntas, la de Teniente Coronel tiene dos estrellas doradas y una estrella de plata, los Mayores lucen una estrella dorada y dos estrellas de plata. El grupo que luce estrellas doradas se denomina “círculo de oficiales de policía superiores” y se les confía funciones de mando o mando adjunto, además de ser responsables de la gestión del cuerpo a nivel ejecutivo.

Los coroneles suelen desempeñar sus funciones en la Comandancia General, el Estado Mayor y la alta gerencia operativa, administrativa, logística y de personal (comandantes, jefes y directores).

El Teniente Coronel ostenta el cargo de comandante de batallón, teniendo a un Mayor como subcomandante y jefe de sección de los cuarteles operacionales. Los batallones están organizados a la manera militar clásica, cuyas tradiciones se remontan al período del Imperio Romano, con al menos tres compañías operativas y un pelotón de mando y servicios. Los batallones tienen una dotación de entre 350 y 1000 efectivos.

La insignia de Capitán tiene tres estrellas de plata. El grado de capitán se incluye en el llamado “círculo de los oficiales intermedios”. Estos oficiales dirigen compañías policiales y batallones. Por lo general, los grados obedecen a la lógica romana, desde la cual el rango o grado de capitán desciende directamente del “centurión”, es decir, aquel que manda a 100 hombres. Por esta razón, los batallones suelen contar con tres o más compañías, cada una con 100 oficiales de policía bajo el mando de un capitán.

La insignia de Teniente Primero ostenta dos estrellas de plata, mientras que la de Teniente Segundo solo ostenta una. Ambos rangos se enmarcan dentro del “círculo de oficiales subalternos”. Trabajan directamente con las tropas bajo su mando inspeccionando y supervisando el servicio operativo en las calles. El Teniente Primero ocupa el cargo de subcomandante de la compañía, subordinado al Capitán, y tiene un Teniente Segundo como auxiliar y reemplazo. Cada compañía cuenta con dos o más tenientes. El teniente es responsable de la supervisión y coordinación del servicio operativo y la formación de las tropas, al tiempo que cumple con un calendario de trabajo para las funciones de campo y realiza tareas administrativas en la organización. Los otros tenientes de la unidad de policía dirigen un pelotón, con los sargentos como auxiliares. El pelotón puede tener entre 19 y 33 efectivos.

La insignia del aspirante tiene una estrella dorada de cinco puntas. Las insignias doradas solo pueden ser lucidas por policías dentro del círculo de oficiales en el primer y último escalafón de la carrera. Debido a que el aspirante se encuentra en una etapa de prueba, donde “no ocupa lugar en el espacio” (jerga de la policía militar), lo que significa que aunque no puede responder por la unidad o realizar otras misiones exclusivas de los oficiales, no obstante actúa como asistente de los tenientes. Por lo general, la duración del periodo de prueba de los aspirantes es de seis meses.

El cadete, a pesar de ser considerado un rango dentro del escalafón de mando de la policía militar, es de hecho un estudiante del Curso de Formación de Oficiales (CFO) y, como estudiante, sus funciones están vinculadas a las actividades académicas propias de un curso de formación. En algunos estados federados, el CFO tiene el nombre de Licenciado en Seguridad Pública o en Ciencias Policiales, como es el caso en la PMDF.

El subteniente es un rango que representa el tope de la carrera de suboficial en la policía militar. Este rango suele obtenerse tras unos 25 años de servicio. El subteniente es el responsable de subsecciones de la policía militar, como son el almacén o el depósito de armamento. La insignia de este rango es un triángulo dorado.

El Sargento Primero luce cinco rayas y, por lo general, sus responsabilidades incluyen la realización de funciones auxiliares en las compañías y secciones administrativas en las unidades. En las compañías, se le llama Sargenteante y es responsable del cambio de turno, control de ausencias, certificados médicos, vacaciones, etc. Es responsabilidad del sargenteante, bajo la supervisión del comandante de la compañía, rellenar la “campanha” o libro de control de efectivos y ​​el “mapa da força”, documento que debe enviarse al comandante todas las semanas. Estos libros permiten calcular el margen de disponibilidad inmediata de efectivos, es decir, la diferencia entre los efectivos esperados, existentes y disponibles para el empleo inmediato.

El Sargento Segundo luce cuatro rayas en su divisa y, por lo general, tiene como obligaciones la de ser adjunto del oficial, del Comandante de la Guardia en los cuarteles y auxiliar del Sargento Primero en las compañías, las unidades y subunidades. Puede sustituir al Sargento Primero en su ausencia o cuando nadie ostente ese rango en una unidad.

La divisa del Sargento Tercero tiene tres rayas, y en las unidades operativas, es el comandante de la patrulla de radio, de puesto de policía y de destacamento, entre otras. Sus actividades están vinculadas a las operaciones a pie de calle, con contacto directo con las tropas y con el oficial de turno.

El cabo luce dos rayas en su divisa y su cometido es el servicio policial operativo como comandante de patrulla de radio, pudiendo trabajar en las secciones administrativas y subsecciones y compañías, como mecanógrafo, conductor, cabo de guardia, operador de radio, entre otras funciones.

El rango de soldado solo cuenta con una raya en su divisa y es el primer grado de la carrera después de ser formado como policía. Tiene como misión la vigilancia policial en las calles, con sus funciones directamente relacionadas con el objetivo de la actividad en cuestión. Puede ser conductor de patrulla de radio, guardia de cuartel o patrullar por las calles.

El rango de recluta no tiene divisa ni insignia y es el grado del policía militar cuando se incorpora al cuerpo y realiza el Curso de Formación de Suboficiales. Esta graduación solo tiene vigencia mientras asiste al curso, siendo ascendido al grado de soldado una vez superado el mismo.

Los rangos o grados [14] y sus respectivas insignias o divisas son iguales en todos los cuerpos de la policía militar de Brasil.

Escala de mando y rangos de la Policía Militar de Brasil.

2. 4. Enumeración y descripción de los prerrequisitos para convertirse en oficial de policía en Brasil y en los Estados Unidos.

Fuente [15]: Escala de mando dentro de la policía militar y el cuerpo de bomberos.

2. 4. 1. Requisitos para ser oficial de policía en los Estados Unidos.

Los cuerpos de policía uniformada estadounidenses, que prestan servicios equivalentes a los de la policía militar brasileña, conceden prioridad a la admisión de veteranos de guerra en sus filas, puesto que tales personas ya han sido entrenadas por las Fuerzas Armadas, cuyo ethos [16] les ha permitido adquirir rasgos y características muy apreciadas por la policía, como son la honestidad, el compromiso, el sacrificio, el honor y la moral.

Prácticamente todos los cuerpos de policía estadounidenses se rigen por una legislación [17] que regula los requisitos mínimos para los candidatos individuales que soliciten convertirse en oficiales de policía. Además de estos requisitos mínimos, se requieren exámenes físicos y de conducción. Tras una serie de pruebas y la verificación de los antecedentes de la vida del futuro policía antes de ingresar en el cuerpo, el candidato se presenta en la academia de policía para iniciar el curso de formación de oficiales.

Requisitos mínimos para la admisión en una academia de policía:

Ser ciudadano estadounidense o disponer de una tarjeta de residencia permanente;

Haber completado los estudios de secundaria. Para algunos cuerpos o instituciones es necesario un título universitario en derecho penal. Cuenta como punto a favor para los candidatos que prestaron servicios en las Fuerzas Armadas y se retiraron o las abandonaron en condiciones normales que cuenten con una hoja de servicio intachable. No se aceptan las solicitudes de ex militares expulsados de las Fuerzas Armadas con deshonor;

Gozar de buenas condiciones físicas y mentales;

No haber sido condenado por la justicia;

Disponer de carnet de conducir y no haber sido sancionado con multas de gravedad o haber perdido el derecho a conducir por cualquier motivo;

Ser considerado una persona de cualidades y moral elevadas;

No tener antecedentes penales, ni consumir o haber consumido drogas o padecer alcoholismo;

No tener antecedentes de violencia o enfermedad mental;

No ser considerado, por ningún motivo, un riesgo para la policía y la sociedad;

Disponer del permiso legal para poseer y manejar armas de fuego;

Algunos cuerpos policiales, especialmente las policías estatales, requieren que el candidato se someta a la prueba del detector de mentiras.

Para ser admitido en la Guardia Costera de los Estados Unidos, es necesario haber cumplido los 18 años de edad o los 17 si se cuenta con el consentimiento de los progenitores o tutores legales.

2. 4. 2. Requisitos para convertirse en oficial de policía en Brasil.

Según la Constitución Federal de 1988, es obligatorio superar un examen gubernamental para ocupar un cargo de funcionario público dentro de la policía de Brasil. En consecuencia, todos los requisitos para participar en el examen y los respectivos criterios de selección se derivan de leyes constitucionales específicas y sus correspondientes notificaciones publicadas en el Boletín Oficial.

Por lo general, se requiere aprobar un examen escrito en la primera fase; en la segunda se requiere superar una prueba de aptitud física; en la tercera, someterse a una serie de exámenes médicos y en la cuarta a una serie de exámenes psicológicos. Además de estos requisitos mínimos, también se requiere la verificación de los antecedentes de la vida del candidato antes de solicitar el ingreso en el cuerpo y la presentación de títulos o certificados académicos.

Requisitos mínimos para ser admitido en la PMDF:

Poseer la nacionalidad brasileña;

Tener un título de educación superior en cualquier área;

Carecer de antecedentes penales ni consumir drogas ilícitas.

Al cumplir con los requisitos descritos anteriormente, el candidato es aprobado e incorporado a la policía. Sin embargo, para ser ascendido al primer nivel de la carrera, debe completar con éxito el Curso de Formación de Oficiales o el de Suboficiales.

3. CONCLUSIONES

Los modelos policiales en servicio en Brasil y en los Estados Unidos son equivalentes en cuanto a los valores representados en su ética y estética militares. Tales valores, para la policía estadounidense, están por encima de su estructura y funcionamiento. La policía de ambos países sigue una estricta disciplina y organización jerárquica, encarnada en cada uno de sus símbolos.

El presente estudio ha constatado que, a pesar de la diferente evolución histórica de los dos modelos de policía, el modelo anglosajón en los Estados Unidos y el modelo de gendarmería francesa en Brasil, ambos son equivalentes. Las características comunes entre los dos modelos incluyen: pruebas físicas y exámenes médicos para la admisión, uso de uniformes militares, subordinación jerárquica de naturaleza militar, orden unitario, postura y saludo militar, entre muchas otras.

Como rasgo característico, cuanto mayores son las fuerzas policiales estadounidenses, más militarizadas están. Sin embargo, la Policía Estatal de Carolina del Norte (State Troopers), con tan solo 2000 efectivos, es un cuerpo fuertemente militarizado, a un nivel equivalente a las fuerzas policiales estadounidenses que cuentan con gran cantidad de efectivos.

La Guardia Costera de los Estados Unidos es una policía militar, en el sentido completo del término. Con unos efectivos que casi alcanzan los 100.000 efectivos, tiene como misión la protección de todo el litoral marítimo del país norteamericano. Sus efectivos también participan activamente en las actividades de defensa del país, subordinados a un cuerpo de las Fuerzas Armadas, en este caso, el cuerpo de Marines de los Estados Unidos.

Autor:

Olavo Freitas Mendonça

Capitán de la Policía Militar del Distrito Federal (PMDF) con 18 años de servicio en la policía uniformada y en los campos de la tecnología de la información, gestión de tráfico y medios de comunicación. Licenciado en Ciencias Políticas por el Instituto Superior de Ciencias Policiales (ISCP, año 2000). Profesor de criminología en el ISCP.

Asesor:

George Felipe Lima Dantas

Máster y Doctor en Educación por la Universidad George Washington. Consultor de seguridad pública y coordinador de posgrado para la investigación de campo. Asesor de investigación, profesor universitario, conferenciante y autor.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

AGUILAR, Ricardo Petrissans. America Latina: La Sociedad Sitiada. Brasília. Editora Fortium. 2008.

ASSOCIAÇÃO BRASILEIRA DE NORMAS TÉCNICAS. NBR 6023: Informação e documentação: referências: elaboração. Rio de Janeiro. 2002.

BARCELOS, João. A desmilitarização da PM será o fim do Brasil livre. Disponível em Acesso em 09 jan. 2016.

BRASIL. Constituição da República Federativa do Brasil de 1988. Brasília, 1988. Disponível em: <http://www.planalto.gov.br/ccivil_03/Constituicao/Constituicao.htm>. Acesso em 23 nov. 2015.

DAMASO, Cristiane Ramos et al. Práticas institucionais para prevenção e atenção aos riscos psicossociais no trabalho dos Policiais Civis do Distrito Federal: contribuições da psicodinâmica do trabalho. Disponível em Acesso em 09 jan. 2016.

DANTAS, G.F.L. A task inventory follow-up evaluation of the junior higher-ranking officer’s training course program at the military police academy of Brasília: a survey study. 1998. 257 f. Dissertation (Doctoral Degree in Education) — Graduate School of Education and Human Development, George Washington University, Washington, District of Columbia. 1998.

DANTAS, G.F.L. As polícias norte-americanas. Disponível em Acesso em 03 Mar. 2016.

Departamento de Justiça dos Estados Unidos da América. Censo das forças policiais municipais e estaduais. Disponível em Acesso em 23 fev. 2016.

Departamento de Polícia Estadual de Illinois, Estados Unidos da América. Disponível em . Acesso em 09 jan. 2015.

Departamento de Polícia Estadual do Estado de Michigan, Estados Unidos. Disponível em Acesso em 09 jan. 2015.

Dicionário Aurélio online. Disponível em e . Acesso em 26 fev. 2016.

Dicionário Larousse. “Force militaire chargée d’assurer le maintien de l’ordre ainsi que la sécurité publique. Disponível em Acesso em 23 fev. 2016.

Édit de création de l’office de Lieutenant de Police de Paris, 15 mars 1667. Dísponível em Acesso em 23 fev. 2016.

Enciclopédia Britânica. Definição de Estado como tendo o monopólio da força. Disponível em Acesso em 23 fev. 2016.

Enciclopédia Britânica. Definição de polícia nos Estados Unidos da América. Disponível em Acesso em 09 jan. 2015.

EUROGENDFOR. The European Gendarmerie Force. Disponível em < http://www.eurogendfor.org. > Acesso em 23 fev. 2016.

FIEP. Associação europeia e mediterrânea de gendarmarias e de Forças Policiais com status de militares, (Association of European and Mediterranean gendarmeries and police forces with military status). Disponível em Acesso em 23 fev. 2016.

IPEA, Instituto de Pesquisa Econômica Aplicada. Texto para discussão: mapa dos homicídios ocultos no Brasil. Rio de Janeiro. IPEA. 2013.

MENDONÇA, Olavo Freitas. A desmilitarização da PM e o genocídio do crime no Brasil. Disponível em Acesso em 09 jan. 2016.

MENDONÇA, Olavo Freitas. A militarização das polícias americanas. Disponível em Acesso em 09 jan. 2016.

MENDONÇA, Olavo Freitas. Qual a diferença da polícia dos Estados Unidos e a do Brasil? Disponível em

MENDONÇA, Olavo Freitas. Qual o salário de um policial nos Estados Unidos? Disponível em Acesso em 09 jan. 2016.

MENDONÇA, Olavo Freitas. Quantos policiais morrem por ano no Brasil? Disponível em Acesso em 09 jan. 2016.

MENDONÇA, Olavo Freitas. Só existe Polícia Militar no Brasil? Disponível em Acesso em 09 jan. 2016.

MONET, Jean-Claude. Polícias e Sociedades na Europa. Tradução Mary Amazonas Leite de Barros. 2. Ed. São Paulo. Editora Universidade de São Paulo. 2002.

Museu histórico dos policiais norte-americanos. Disponível em Acesso em 09 jan. 2015.

POTTER, Gary, The History of American Policing, e-book. Disponível em Acesso em 22 fev. 2016.

Requisitos para ser um agente do FBI nos Estados Unidos da América. Disponível em Acesso em 09 jan. 2015.

ROCHA, Fernando Carlos Wanderley. Desmilitarização das Polícias Militares e Unificação das Polícias – Desconstruindo mitos. Disponível em Acesso em 09 jan. 2016.

SILVA, Roger Vinícius. A Formação militar das polícias brasileiras versus a garantia dos direitos do cidadão. Monografia de graduação em Direito. Serro. Pontifícia Universidade Católica de Minas Gerais. 2015.

TEZA, Marlon Jorge. Polícia de investidura militar, defeito ou virtude? Disponível em Acesso em 09 jan. 2016.

Universidade de Lisboa. Constituições Manuelinas, Livro 1, Título 54, Dos Quadrilheiros. Disponível em Acesso em 23 fev. 2016.

Wikipédia. Lista das polícias estaduais norte-americanas. Disponível em Acesso em 09 jan. 2015.

NOTAS:

[3] Foram feitas duas viagens à serviço aos EUA. Elas estão descritas no Boletim do Comando Geral da PMDF número 050 de 13 março de 2012.

[4] Segundo o dicionário Aurélio: “Que imita a estrutura e a disciplina do exército, sem dele fazer parte”.

[5] Disponível em Acesso em 23 fev. 2016.

[6] Edito Real equivale a um decreto ou lei promulgada.

[6] Edito Real equivale a um decreto ou lei promulgada.

[7] Disponível em Acesso em 17 fev. 2016.

[8] Disponível em . Acesso em 17 fev. 2016.

[9] Disponível em Acesso em 17 fev. 2016.

[10] “Quasi-military” é um termo que define uma corporação com quase todos os requisitos de uma força militar plena.

[11] Disponível em Acesso em 17 fev. 2016.

[12] Disponível em

Regimental Review of the US Coast Guard Academy Corps of Cadets

Acesso em 17 fev. 2016.

[13] As carreiras policiais militares, assim como as militares em geral, possuem duas carreiras distintas, a de oficiais, que comporta as patentes de gestão e comando, e a de praças, que comporta as graduações de execução dentro das corporações.

[14] Patentes são as insígnias dos oficiais policiais militares e graduações as das praças policiais militares.

[15] Disponível em < https://pt.wikipedia.org/wiki/Hierarquia_na_Pol%C3%ADcia_e_Corpo_de_Bombeiros_Militar.> Acesso em 17 fev. 2016.

[16] Conjunto dos costumes e hábitos fundamentais, no âmbito do comportamento (instituições, afazeres etc.) e da cultura (valores, ideias ou crenças), característicos de uma determinada coletividade.

[17] EQUAL EMPLOYMENT OPPORTUNITY ACT, Lei de Igualdade de Oportunidade no Emprego.

OBSERVACIONES:

Artículo científico publicado por el Instituto Superior de Ciencias Policiales del Distrito Federal. El artículo es el trabajo de final de curso del Posgrado en Ciencias Policiales del ISCP. La copia física impresa se puede encontrar en la Biblioteca del Centro Interdisciplinar de Estudos sobre Polícia e Segurança Pública de la PMDF.

El presente artículo ha sido publicado en los siguientes sitios web:

FENEME (Federação Nacional dos Militares Estaduais) no link:

FENEME (Federação Nacional dos Militares Estaduais) no link:

http://www.ciclocompleto.com.br/pagina/1446/um-estudo-de-poliacutecia-comparada-brasil-e-estados-unidos-da-ameacuterica

FENAPEF (Federação Nacional dos Policiais Federais) no link:

Um Estudo de Polícia Comparada: Brasil e Estados Unidos da América

SINDIPOL DF (Sindicato dos Policiais Federais do Distrito Federal) no link:

http://sindipoldf.org.br/conteudo/25157/um-estudo-de-policia-comparada-brasil-e-estados-unidos-da-america

SINDIPOL Bahia (Sindicato dos Policiais Federais do Estado da Bahia) no link:

http://www.sindipolbahia.org.br/noticiasInternas.php?i=2494

SINPOL Piauí (Sindicato dos Policiais Civis do Estado do Piauí) no link:

http://www.sinpolpi.com.br/noticia/1936.

Traducción al español realizada por Juan José Alarcón Riubanys

Related Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *